RECORRIENDO CAMINOS
 

RECORRIENDO CAMINOS
 
Recorrer la agreste geografía de nuestra tierra, nos conduce por caminos empedrados entre nutridas arboledas a pintorescos lugares habitados, que hemos dado en llamar caseríos o comunidades del área rural en donde sus habitantes, labriegos incansables, desde que despunta el alba hasta el ocaso del día se dedican a cultivar la tierra en búsqueda del sustento diario y, el domingo lo toman religiosamente como su día de descanso y encuentro con el Señor, acudiendo muy de mañana a escuchar la Palabra de Dios que será el alimento que los nutra espiritualmente y los dirija en su vida cotidiana en relación con sus semejantes y también para agradecerle, alabarlo y bendecirlo. Aproximándose la cuaresma se escuchan con entusiasmo los comentarios de cómo celebrarán ese tiempo de preparación, rememoración y vivencia de la pascua del Señor.
 
En cierta oportunidad un conocedor de éstas costumbres y tradiciones nos decía que prefería pasar la Semana Santa visitando comunidades para saber como se celebraba; ese comentario nos indujo un día a que nosotros también hiciéramos lo mismo, realmente no tuvimos que hacer grandes esfuerzos en vista en la actualidad se han propuesto realizar grandes travesías hasta la ciudad para traernos su manifestación de fe junto a sus imágenes de pasión, eso que para muchos puede ser improcedente o hasta algo semejante, sin embargo por naturaleza en los últimos tiempos han querido compartir con nosotros su Semana Santa, esa misma que un día de los más solemnes también la conmemoran con mucha solemnidad con un cortejo en la comunidad, invitando a otros habitantes de comunidades cercanas.
 
Retrocediendo en el tiempo, la aldea Siguanhá fue la primera en realizar un acercamiento al área urbana desde la década de los años ochenta, luego le siguieron otras comunidades como Chiraxcaj, Chajsel y últimamente China Ichab.
 
Ha sido tal el avance que han logrado tener que hasta en la elaboración de sus adornos o alegorías tratan de imitar a los cortejos solemnes de la ciudad o de la capital o Antigua Guatemala, cuentan con estandartes, cartulinas de turno, equipos de amplificación de sonido, hasta empíricos sistemas de iluminación.
 
La particularidad de acercarse a la ciudad es la de visitar hogares, consiste en que a la puerta de las viviendas los vecinos colocan altares en donde la imagen que visita se coloca al frente y en recompensa a una limosna u ofrenda se reza, se canta o se escuchan fragmentos de marchas sacras, luego de unos minutos se retiran en búsqueda de otro altar hasta consumar el recorrido previsto.   Los fondos que se recaudan sirven para sufragar sus actividades comunitarias de la Semana Santa, mejorar sus andas y principalmente construir, ampliar o reconstruir sus iglesias o ermitas y salones de catequesis.
 
Así ha llegado el Nazareno así va de vuelta el Nazareno acompañado de sus Santísima Madre, esperando que la fe de los habitantes del área rural no muera y se perpetué por siempre en todas las comunidades de Alta Verapaz y Guatemala.
 
OFRECEMOS UN HOMENAJE A NUESTROS COTERRANEOS, FIELES CATOLICOS DE NUESTRAS COMUNIDADES, CON UNA GALERIA FOTOGRAFICA DE LO QUE HAN LOGRADO HACER EN ESTOS TIEMPOS MODERNOS, PARA TESTIMONIO ANTE EL RESTO DE GUATEMALA Y EL MUNDO.





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
 
  Hoy habia 5 visitantes (15 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=